Reflejo

    Desde hace tres meses, entra en su casa a oscuras para no enfrentarse al espejo que ha colocado en el recibidor. Se lo regaló su madre, y aún no entiende que ella, hasta ahora ejemplo de elegancia y distinción, le hiciera llegar algo tan insensible y cruel.

    En un par de ocasiones, por descuido, ha visto su reflejo. La turbación ha sido tal, que lo habría roto en mil pedazos de no ser supersticioso. Parece un chismoso impertinente que no se detiene con devolver la imagen. Fiscaliza sentido y sentimiento proyectando sin tapujos voluntades y conciencias.

    Y también tres meses para, extraviada en el suelo, una placa. En la placa una inscripción:

Dorian Gray

Basilio Hallward. 1890 Oscar Wilde

Anuncios
Etiquetado

2 pensamientos en “Reflejo

  1. Javier HF dice:

    Ese fragmento no es del retrato de Dorian Grey¿
    Interensate, si señor.

  2. Trini dice:

    El fragmento no.
    No se si el espejo… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: