Archivos Mensuales: octubre 2008

Criterio

Lo consideraba una nimiedad y por eso no le hizo hueco en la estantería de los triunfos. Aquella tarde, su sobrino lo descubrió al abrir uno de los cajones, y con la curiosidad infantil que desarma al adulto mas firme le preguntó:

─¿Te dieron un premio?

─Si, por escribir un cuento ─contestó─.

─Y ¿Qué te dieron? ─volvió a preguntar el pequeño.

─Nada, poca cosa, ─dijo quitándole importancia─ ese diploma y doscientos euros.

─¡Hala! Y te parece poco.

Anuncios
Etiquetado