¡Pan y rosas!

Entró sin llamar al despacho de la secretaria:

―Tengo una cita con su jefe.

Lo llevaba bien aprendido: El éxito radica en la primera impresión, un buen aspecto, aplomo y seguridad, un saludo convencional  «Buenas tardes Sr. Ruiz» y el puesto suyo.

―Siéntese, por favor ―le ofreció la mujer―, soy la Sra. Ruiz, mi secretario está en su hora de lactancia.

Etiquetado , , , ,

Un pensamiento en “¡Pan y rosas!

  1. Libros dice:

    Jajajaja, buenísimo!!!
    Supongo que no consiguió el puesto 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: