Limite

Hay días que el silencio hace de tu casa una fría catedral. Que el sol soslayado del invierno alcanza rincones invisibles en otras estaciones, pero no los calienta. Hay días que el incienso es incapaz de compensar la decepción. Que no hay bocanadas que espabilen las velas ni apetitos que aviven la chimenea. Hay días que se hiela el foso, que se quiebra el puente y se atranca el portón de tu fortaleza.
Hay días en los que pensar sólo es una opción y en los que uno se encuentra cómodo en la tristeza.

Arbol envuelto en la niebla

Anuncios
Etiquetado

2 pensamientos en “Limite

  1. […] de ayer fue un mal día, no pude despegar la cabeza del sofá. Varias llamadas de teléfono me incordiaron también un […]

  2. […] Quizás hoy sólo estoy triste; hay días en los que una se encuentra cómoda en la tristeza. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: