Archivo de la etiqueta: muchacha con turbante

Muchacha con turbante

Cuentan que quiso escribir unos versos para decirle que la amaba, que envidiaba la luz que entrando por su ventana emplomada la tocaba fundiéndose en una caricia interminable. Que tenía celos del paño azul que envolvía su pelo y caía por su espalda. Que quería ser la capa dorada que abrigaba sus hombros y el algodón blanco que abrazaba su cuerpo en una camisa de luna llena. Ser el péndulo de perla, que aun quedando suspendido eternamente a un instante de su piel, custodiaba tan fielmente su sentido que ni el más leve sonido interrumpía su belleza.

Dicen que se rindió ante sus ojos, que sus pupilas le enloquecieron y quedo sometido a sus deseos. Que su mirada le dio vértigo y le colocó al borde de un desmedidoJAN VERMEER DE DELFT acantilado de pasiones donde agua y sal devoraban la más dura de las rocas. Que intento disolverse con el aire para colarse en su interior y poseerla. Que una vez sus dedos sintieron el rojo de esos labios y quedaron para siempre condenados a ese tacto.

Quería contarle que no había día sin ella, ni noche sin ella. Que Infierno y Cielo se aliaban en una danza irremediable de dolor si ella no estaba. En cambio, desatino y yerro se perdían con la melodía dulce de sus pasos.

Pero no conocía palabras que pudieran más allá de insinuar sus sentimientos. Delirante y osado, pero firme y persuadido, mezcló pigmentos, diluyó aceites, combinó esencias y deseos. Cubrió de negro el blanco lienzo y pintó su poema.

Anuncios
Etiquetado