Archivo de la etiqueta: sueños

SOLEDADES

arbol

Hay juegos que encierran soledades. Carencias envueltas en euforias desmedidas. Ilusiones desgastadas sin consumir. Pero… ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo salir de un individualismo mentiroso y complaciente? ¿A qué agarrase cuando ciego de flaqueza todo es áspero? …

Ojala tengas siempre cartas, ocultas en cajones de memoria, que alivien tu tristeza y un hermoso lugar donde leerlas.

 

 

Etiquetado , , , , , , , ,

Tres deseos

Tres deseos de navidad y año nuevo:
Que los números se vuelvan locos y las probabilidades se inviertan.
Que se desvanezcan las ausencias y los vacíos revienten.
Que las esperas sean más cortas y los abrazos más largos.

FELICES FIESTAS

2

 

Etiquetado , , , , , ,

Querida amiga

Me decías: “No tengo capacidad emocional para más amigos”. Ahora que envejezco, a mí, me pasa lo mismo. Lastima que tú ya no puedas saberlo. TQ

22

Etiquetado , , , , , , ,

Sencillez

1

Me gustaría que también tu sonrisa fuese efecto de un recuerdo compartido.

Etiquetado , , , , , ,

Premio

Pasear en otoño trae sorpresas. El viento arremolina las hojas secas y las amontona en los abrigos. Ese tapiz de belleza enroscada me invita a sentarme. Acomodada en los limbos, ajenos a cualquier prisa, te pienso. Quizá te sueño. Un instante después, un eterno segundo y retomo mi paseo. Entorno los ojos para mirar al sol cada vez más de soslayo. Cuando llega la tarde vuelvo a casa y a cuatro pasos de mi calle, sosegada y madura, te veo.

5

Etiquetado , , , , , , ,

Sueño

canal

En ocasiones me cuesta diferenciar entre sueño y realidad. No soy muy original, lo sé.

Me despierto e intento no moverme en absoluto para que esos “sucesos o imágenes que se representan en la fantasía de alguien mientras duerme”– según la RAE-, no desaparezcan de mi mente. Trato de recrearme en la película, de saborear ese estado de duerme-vela; pocas veces lo consigo. El ruido de mi pensamiento entra por cada fisura del sueño y se mezcla con él. Me da placer modelar mi fantasía. Pero cuando el alboroto es tanto que me despierta definitivamente, no sé que hay de cierto en mi recuerdo. Unos días, la duda se mantiene un buen rato y me paso la mañana a un palmo del suelo, otros en cambio, es tanta la algarabía que me da de narices con la rutina.

Etiquetado , , , , , , ,

Mi Yo Casa – 9

(…) Hay lecturas que te reconfortan y te alivian más que cualquier tratamiento.

Empecé a buscar en libros de instrucciones, en decálogos o guías que aplacaran mi dolor. Encontré miles de remedios con frases lapidarias. Manuales de construcción y formulas para fabricar morteros resistentes a movimientos de tierra; aunque fuera en Italia. ¡Qué ilusa! La grieta siguió creciendo y empezó a pasar el frío. No sé qué pretendía si entrar o salir, si me castigaba o me hacía libre.

Es verdad que esos textos me ayudaron, a qué negarlo: una gran hoguera con libros de auto ayuda me alivió del frío. La grieta dejó salir al humo y entrar a la luz.

Apareció entonces la crudeza de llamar a las cosas por su nombre, de habitar el dolor sin panaceas. Otros autores llenaron mis rincones y acompañaron la razón con poesía.

Es cierto que hay lecturas alentosas y visitas con buenas intenciones. Pero también es cierto que compasión es sufrir juntos y que no hay sitio para piedades ofensivas…

CAM02946b.jpg

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Mi Yo Casa – 8

… Me agarré a una sonrisa encantadora (en su segunda acepción) que, silenciosa y perfumada de albahaca, entraba en mi casa, acariciaba mi herida, alejaba el tormento y… salía. Una sonrisa juguetona que me elevaba dos palmos los pies del suelo, me desconectaba de lo terrenal y cubría la grieta con poesía. Dice mi amiga Beni que parecía un duendecillo que diera vida a mi texto.

No sé si el poeta imagina la fuerza de su poesía cuando llega a las entrañas y las libra de recelos.

¿Cuánta generosidad cabe en un verso? …

fuentes 064b.jpg

Etiquetado , , , , , , , , ,

Mi Yo Casa – 07

La grieta anduvo creciendo un tiempo más y yo fui acostumbrándome a las paredes del hospital. Pocos días, la verdad, no sé porque me quejo. ¡Son tan intensos los días cuando estás cerca de los dioses!

Cada cual busca su excusa donde quiere: rezar, meditar, mirar la grieta, cualquier asidero es válido si cumple su cometido. Salir de la procesión puede ser un reto complicado, a veces imposible.

Aquellos días aprendí que perfumando la habitación con albahaca ahuyentas los mosquitos y te libras de intenciones. Lastima que en ocasiones se olvide lo aprendido…

P1020576b

Etiquetado , , , , , , , , ,

R…

Las notas que tengo a partir de aquí ya no responden a ningún orden, ni tampoco a necesidad alguna de describir síntomas o estados emocionales.

El camino fue difícil, a qué negarlo, y los recuerdos duros. Los días pasaron despacio. La enfermedad siguió su curso y hoy, aunque siga en zona de peligro, ya estoy sana.

La Grieta

Si mi casa no tiene vicios,
ni ofrendas que cumplir;
si no se recuesta el tejado
para cubrir mis sonrojos,
ni se alza el silencio de los muros
para esconderme de intenciones;
si nunca fueron troneras mis ventanas
ni sus cerrojos rencores,
entonces…
¿a qué la grieta?
¿Qué abandono la retuerce,
pretende liberarme o me castiga?
¿No compete a los cimientos
alcanzar la armonía de emociones?
¿Será, acaso, tanta piedra
un trampantojo?

No se ahogaron mis miedos encerrados,
ni templaron jamás tributo alguno
aquellos mantras compartidos.
No hubo remedio providencial
que sofocara mi odio,
ni bebedizo que conciliara
amor y enojo.
No supe de ayuno sin esfuerzo,
ni de catón donde aprender
a moverme con celo
en los afectos.
La desidia preventiva de mi especie
ocupó sin preguntas mi morada.
Di la gracia, cual dios, a la estructura
y caí en el encierro de la nada…

No pretendo el amparo de un legado venenoso,
ni piedad que alivie desazón.
Sería vano entregarse a la quietud
desde esta suerte,
entonces…
¿qué otra cabe?

Aún en ese claroscuro
cabe el verbo,
derramar el momento y encontrarse.
Cabe ahondar
en la grieta
hasta salirse.
Habitar el dolor y completarse.

http://ciudadartenuevo.apps-1and1.net/

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

R.87

16 noviembre 2016

Día del último gotero de quimioterapia.

(Llevo una eternidad sin escribir).

————

 

Me gustaría verte…

y que me vieras.

Que te alegrases de verme…

y me alegrara.

 

Me gustaría encontrarte… buscándome.

Oírte… echarme en falta.

 

CAM02883b

Etiquetado , , , , , , , , ,

R.86

26 agosto 2016

Hoy es viernes, 26 de agosto. Me acabo de enterar.

Ha sido mi padre recordando que hace 55 años se casaron mis tíos. Creo que de repente ha tenido un flash con la importancia de la familia. Para él es fundamental. La necesita unida, tenga la estructura que tenga.

He dormido como una reina, me siento bien. Ya casi veo la “bolsa” (colostomía) como una anécdota. Un daño colateral que me va a acompañar unos meses. Estoy segura de que me voy a ver en situaciones comprometidas, puede que hasta divertidas. En fin… es un sonido que no puedo evitar, ni veo llegar.

Mañana me voy a mi casa.

No he visto la sonrisa hoy. No sé si vendrá. Pero venga o no sé que está.

Mi padre y sus hermanas (1ª Comunión)

Mi padre y sus hermanas (1ª Comunión)

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

R.85

Agosto 2016

Hoy me han dado la mejor noticia de mi vida: ¡¡¡Estoy Limpia!!! Ya no hay tumor.

y lo mejor de todo: ha venido a decírmelo la sonrisa más bonita y luminosa de todo el hospital. Además, a la emoción de contármelo la han acompañado unas “chispitas” en la mirada y un fuerte abrazo con dos besos incluidos. Estaba tan alegre como yo, a ambos nos iba en juego algo importante…

Lo he celebrado con mi hermano y un café. El primero, la noticia lo merecía, he pedido permiso y me han dejado tomarlo si lo hacía muy largo. Gracias por todo, Diego. Te quiero.

2019 453b

Etiquetado , , , , , , , , , ,

R.84

Agosto 2016

No sé en que día estamos. Sé que hace una semana (porque es jueves) que volví de urgencias. Me intervinieron de nuevo y aquí sigo, no sé para cuantos días, quizá sólo dos más.

La última tarde, acababa de llegar a casa, tenía intención de escribir sobre la sonrisa y la necesidad de “inventarme una” para llevar más fácil éste proceso. Creo que lo hice aquella primera semana. Me vino bien. Mi mente se evadía con mucha facilidad cuando la veía, sin necesidad, siquiera, de cerrar los ojos.

Hoy sigo pensando lo mismo de ésa primera parte. Y en cuanto a la segunda: no sé donde quedarme. No sé si es virtual, si está sólo en mi imaginación o si hay algo más. Bien es cierto que en un par de ocasiones han acompañado a la sonrisa algunas tenues caricias y… no son imaginarias. Pero no menos cierto es que en ésta segunda parte las circunstancias son otras.

En cualquier caso, la conclusión es la importancia que tiene un asidero, ya sea físico o virtual, en un proceso cómo éste. Te da la fuerza y la emoción suficientes para continuar hasta el día siguiente y verla de nuevo. Te ayuda de forma intensa. Ya lo vi en la película “Camino”, que por cierto he de volver a ver, cómo la niña se aferra a unos ojos que en su día la miraron fijamente.

Yo tengo a la sonrisa. Están los míos: todos. Les quiero, de verdad. Mi familia, mis amigos, incluso los conocidos. Todo te anima a seguir, te insufla fuerza, pero lo que definitivamente te da las alas y el empuje necesarios para continuar es una sonrisa. Más aún si es correspondida. Quizás eso lo sepa pronto…

CAM02689b

Etiquetado , , , , , , , , , , ,

R.83

17 agosto 2016

La sonrisa apareció nada más terminar las líneas ayer. ¡Qué gusto! El mejor analgésico. Además en soledad, me encanta. Pronto bajaré de ésta nube, lo sé. Pero hoy sigo en ella.

Ayer no estuvo mal el día, pero parece que no hice bien los deberes y me hidraté poco. El pis además de escaso era espeso y me pusieron un gotero. No sé si eso atrasará mi salida, quizás sea hoy o mañana. En cualquier caso estoy bien y quiero irme “sana”.

CAM02727b

Etiquetado , , , , , , , , , ,